miércoles, 5 de octubre de 2011

Amigas íntimas



Hay situaciones en la vida que indudablemente son placenteras, te llenan el día de ese toque de locura, de esa sensación de aventura y las noches huelen a picardía. Las madrugadas se tornan húmedas y las mañanas una sonrisa esperanzada. Las tardes un abrazo anhelante y los parpadeos se transforman en pasiones latentes. 

Aunque las frases puedan rimar en una sola oración, el tiempo no siempre rima con lo que se vive, no hay contratos, ni hay garantías. Así como no se sabe cómo ni cuándo tiene comienzo el palpitar de un corazón, así mismo es incierto saber cuando se detienen estos, a veces incluso muchas cosas culminan sin haber tenido un inicio. 

La cuestión es que la piel se vuelve banal en la cama, los labios se saborean cuando el deseo invade y las manos se desatan dejándose llevar por un momento que se las juega sesgadamente, cuando esto pasa mejor no darle cabida al afecto y si este se encuentra, ubicarlo inmediatamente para no darle espacio a trasformaciones que pueden resultar equívocas o difusas a la razón. 

A final lo que queda es el arte de comunicarse intentando ser lo mas asertivo posible, exponiendo las dudas, siendo sincero con lo que se siente y preguntando al otro cuales son los límites; para que en resumidas cuentas terminen entendiéndose las partes y sabiendo claramente que no pasará mas de esa línea delgada de explorar la sexualidad del otro . 

Para que posteriormente naciera una nueva amistad íntima, que ahora estará basada en el cariño, ternura, apurrungos -o abrazos-,  momentos de risa; pero que también estarán inmersos en él, el apoyo, lágrimas y las palmaditas en la espalda para consolar al otro si son necesarias... 

En resumidas cuentas quedaron las anécdotas entre dos mujeres de la exploración en el cuerpo de la otra -y cierta melancolía en la memoria de una venus- pero que ahora son amigas intimas por la confianza que comparten y no porque se brinden un sueño húmedo...

"Desde hace un tiempo atrás he pensado que no me arrepiento de lo que vivo, cada experiencia deja un aprendizaje que sirve de brújula en el día a día. Particularmente este aprendizaje a mi me dejó una gran amiga, momentos intensos y la satisfacción de haberme dado cuenta que aún me falta crecer".... Camino de una venus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada